sábado, 21 de mayo de 2016

Mi Rival, Mi Amigo...




Mi Rival, Mi Amigo...

Ehhh tú, si tú, que la miras con esos ojos de amor y de cariño, que la llevas cuidando tanto tiempo, que la has protegido cuando yo no estaba.

Que confía en ti, que todo te consulta, que has conseguido que tu opinión le sea importante.

Si tú, a ti me refiero, quiero decirte algo, algo muy importante, quiero darte las gracias, gracias de corazón, gracias auténticas, por querer a quien yo quiero, porque te importe quien me importa, por proteger su paz interior de mi guerra exterior.



Gracias por estar ahí, aún sin estar, aún viajando, estando para ella e incluso para mí.

 Con tus buenos consejos, con tu toque elegante y con clase de hacer las cosas, poniéndome un listón muy alto. 

¿Acaso mi rival en algún tiempo?

No lo sé, pero desde luego siempre auténtico,
siempre "de ley"

Eso tiene mucho valor, valor por lo que vales para quien quiero, por lo que te aprecia, por cómo habla de ti, por eso eres mucho mas que un rival, eres amigo, en la distancia, de rebote, pero al fin y al cabo amigo. 

Gracias por todo y besos a Paula.

Con cariño tu rival, tu amigo Pedro.